miércoles, 25 de febrero de 2009

WHO AM I (II)

No quiero extederme en vanas explicaciones ni en palabras que no me lleven a ninguna parte. Soy de los que, inconsientemente (o así lo espero), alejan de sí cuanto aman porque saben que son como el fluido tóxico que destruye cuanto toca.
Prefiero convivir con mi propia soledad y mis tristezas antes de torturar y asesinar cuanto amo.
Soy una oscura sombra que se alimenta de las tristezas y te sume en el vacío, soy como una nueva generación de un extraño vampiro, asorbo sin que te des cuenta tu alegría y vuelvo gris tu mundo para que el mío tenga color por unas horas, aléjate, aléjate, insensato, vete antes de que quieras conocerme y sea demasiado tarde para los dos.

martes, 24 de febrero de 2009

WHO AM I (I)

Leyendo "Los 100 golpes" pienso en mi propia existenia, vacía y completa de nostalgias y melancolías cuya razón desconocía hasta hace casi un año.
Y en mi propio ser, a veces tan distinto a los demás pero tan parecido. Y, sin embargo, a pesar de las semejanzas, me encuentro única de un forma que no me ofrece una visión positiva, como la niña separada del Hogar antes de poder concerlo.
Creo que soy una de esas personas, solitarias y huidizas, de alma rasgada y tormentosa, que no logran concienciarse con el mundo, pero que lo necesitan para subsistir sin recaer en la locura. Sin embargo, somos seres intranquilos, soñadores, hipersensibles, dolidos, heridos y pasionales, con una calma tormentosa en las entrañas que se desliza como un veneno a través de nuestro cuerpo y termina por inundarnos de sed de una perfección que nunca alcanzaremos. Seremos sombras del fantasma que fuimos, de aquella ilusión que se desvanece con el paso del tiempo y se diluye entre las volutas de humo de un club cualquiera, o entre el aire enrarecido de un dormitorio aagado de vida.
Somos la sombra que camina entre las calles, furiosa y radiante, buscando la forma exacta de algo que desconocemos, una búsqueda infructuosa que nos marchita poco a poco, nos vuelve malhumorados, asociales,terriblemente irritables y excéntricos, solitarios y perdidos en un mundo que no tiene la obligación de intentar comprender nuestro pesar porque tampoco nos improta, o al menos así (nos) parece, el de los demás. Tan sólo dejarnos llevar por una fuerza que nos impulsa hacia un paso más, adelante o atrás, al abismo o a la cuneta, pero siempre en movimiento, para que el frío y el dolor nos permita sentirnos vivos. Algunos tratarán de evadirse de este dolor por medio de drogas, alcohol u otras sustancias, otros, soportarán el dolor y tratarán de servirse de él. Pero el final es para todos el mismo, un muerte vacía con la esperanza en las pupilas de encontrar algo más que olvido y nada al otro lado.

sábado, 14 de febrero de 2009

POR UN MUNDO MEJOR... POR TODOS Y PARA TODOS

http://www.youtube.com/watch?gl=ES&hl=es&v=DLV6jaZFLro&feature=related

Hoy he escuchado con atención este vídeo. Es tan sólo una niña de 12 años y, sin emargo, logró silenciar al mundo durante más de 6 minutos. Y aunque, probablemente, no hayan cambiado mucho las cosas, seguro qe hubo quienes, de todos los mandatarios y políticos que allí había reunidos, al llegar a su casa y ver las comodidades de que disfrutaban y encendieran la televisión (donde aparecería otra guerra, otra catástrofe, especies exinguidas o el hambre y la pobreza del mundo) ya no sentiría el vacío de la indiferencia, sino un nudo de pesar en la garganta y en la conciencia.
Y de esos que se avergonzaran de no hacer nada, habrá algunos que cambiarían sus acciones para regalarnos un mundo mejor, para regalarse un mundo mejor y compartirlo.

Qué razón tiene aquella frase de: si quieres cambiar el mundo, empieza por ti.

Espero que las palabras de esta niña, las verdades que dijo y que no queremos ver, o se queden en meras palabras, sino que todos, juntos o por separado, nos movamos por construir un mundo mejor.